¿Quieres estar al tanto de la actualidad genealógica? Apúntate aquí para recibir gratis las novedades de GenealogíaBlog.

jueves, 26 de julio de 2007

Mil apellidos guaraníes



Esta tarde, a las 19:00, se presenta en Asunción, Paraguay (Centro Cultural de la República El Cabildo) una reedición del libro Mil apellidos guaraníes, escrito en 1860 por León Cadogan. Viene prologado por Bartomeu Melià, y lo publica la editorial Tiempo de Historia.

El Ser de cada uno de los Guaraníes, su historia y su destino, son dichos en su nombre. Mil apellidos guaraníes, obra clave y largamente agotada del etnógrafo y lingüista paraguayo León Cadogan (Asunción, 1899-1973), es entonces mucho más que una recopilación onomástica; también es el reflejo de una cultura y una forma de ver el mundo.

Esta nueva edición, preparada y prologada por el padre Bartomeu Melià S. J., enriquece con importantes aportes la original de 1960. A los nombres tal como fueron registrados por el autor se ha adjuntado una versión actualizada según las normas ortográficas del guaraní moderno. También se ampliaron y explicitaron las referencias originales del texto, y se incluyó un Apéndice con nombres guaraníes registrados por la investigadora francesa Capucine Boidin en su tesis de doctorado.

“Estos Mil apellidos guaraníes de León Cadogan, que alguien podría considerar, trivial y livianamente, como vana curiosidad de investigador ocioso, son la prueba documental y exacta de la dimensión del desastre colonial, que cambiando los nombres de personas, desalmaba al Guaraní y le trocaba la cultura, esa cultura de la palabra inspirada”, afirma Melià en su prólogo.
Esa transformación onomástica llevada a escala masiva —y de la cual sólo se librarían los pueblos guaraníes libres de la selva que han persistido hasta hoy— es el indicador más cierto y seguro de la barbarie colonial. Hubo la práctica colonial mitigada de las Misiones, en las cuales los nombres guaraníes son mantenidos, pero la denominación guaraní sufre un rotundo proceso de extrañamiento, ya que el nombre personal pasa a ser apellido de linaje patrilinear.

Más perversa es la política que se da a partir del decreto de Carlos Antonio López, de 1848, cuando, al promover la sustitución de los apellidos guaraníes por los españoles, desbarata irreversiblemente los orígenes del Paraguay, borra las huellas del mestizaje y sumerge la historia en un magma indefinido y caótico del que ya no saldrá”.

Al rescatar del olvido unos nombres que tras ser manipulados y desnaturalizados durante siglos fueron prácticamente suprimidos por decreto, la obra de Cadogan constituye un aporte fundamental para el estudio de los orígenes y transformaciones de la sociedad paraguaya.

Related Posts with Thumbnails

Comentarios

Archivo del Blog

Lo más leído hoy

Visitas

 

Copyright 2008 All Rights Reserved Revolution Two Church theme by Brian Gardner Converted into Blogger Template by Bloganol dot com